23 setembre, 2015 Paido Salut Infantil

Consejos en caso de un traumatismo dental

dents

avulsio

Fig.1 Avulsión

 

Hoy en día los traumatismos dentales son la segunda causa de atención odontopediátrica tras la caries.

Los traumatismos dentales se caracterizan por no regirse por un solo mecanismo etiopatogénico y, además, no siguen un patrón predecible en cuanto a la intensidad o extensión. Los traumatismos dentales pueden variar desde una simple afectación del esmalte hasta la avulsión del diente fuera de su alvéolo.

En la dentición temporal el mayor número de accidentes suele ocurrir durante los primeros tres años de vida. En esta etapa el desarrollo motor del niño acarrea el peligro de una lesión accidental. En edad escolar, entre los 6 y los 12 años, encontramos el grupo de mayor riesgo para sufrir lesiones dentales debidas fundamentalmente a la práctica de juegos o deportes.

El tiempo es muy valioso para el tipo de tratamiento y pronóstico. Lo mejor es tratar cualquier tipo de traumatismo dentro de la primera hora post traumatismo.

¿Qué pueden hacer los padres, profesores o cuidadores de los niños en los primeros momentos?

Fractura de esmalte

Fig.2 Fractura de esmalte

Qué se debe hacer si se rompe un trozo del diente (Fig.1)

En un primer tiempo buscar el trozo de diente que se ha roto. Si se encuentra, mirar si encaja en el diente que no ha caído para que pueda ser pegado de nuevo . En caso afirmativo acudir lo antes posible al dentista.

Qué se debe hacer si un diente se cae por un golpe (Fig.2)

De nuevo, en primer lugar se debe buscar el diente que ha caído, teniendo la precaución de cogerlo por la corona. Lavarlo debajo de un chorro de agua. A continuación, o bien se coloca de nuevo el diente en su sitio, o bien se introduce en un vaso y se cubre con suero fisiológico o leche. Es muy importante buscar la atención profesional del dentista en un plazo máximo de 2 horas. Una situación especial es el caso de un accidente ocurrido en la vía pública, si así ha sido y es un niño mayor, se aconseja colocar el diente entre la mejilla y los molares mientras se va camino del dentista.

Según la Asociación Dental Americana (ADA) más de 200.000 lesiones bucales se previenen anualmente mediante el uso de protectores bucales deportivos. Es importante tener en cuenta que alrededor del 10% de los accidentes deportivos ocurren en cabeza y cara.

Los protectores bucales se utilizan para prevenir lesiones accidentales en los dientes, tejidos blandos (lengua, encía, carrillos y labios) y arcadas dentales, que pueden producirse durante una actividad  deportiva.

pro3

 

 

 

 

Para más información:

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/golpes-en-dientes-0
http://www.iadt-dentaltrauma.org/for-patients.html
http://www.odontologiapediatrica.com/urgencias

Tagged: , ,